ESPECTROSCOPIA FOTOACUSTICA

La espectroscopía, estudia los efectos de la interacción radiación-materia y es una herramienta que se aplica a varias áreas de la ciencia. De esta manera se puede obtener información acerca de sus propiedades, tanto microscópicas como macroscópicas para diversos tipos de materiales.

Toda la información se obtiene por medio de la respuesta del material, debido a la excitación por la radiación electromagnética. En la mayoría de los casos, se requiere que la radiación no altere el material.

Se han desarrollado espectroscopias para rangos de rayos X con longitudes de ondas menores a un Ángstrom, en el visible, y hasta llegar al lejano infrarrojo. Todas estas espectroscopìas son llamadas ópticas y tienen un gran uso hoy en día para la investigación, en la industria, y en otras áreas como la medicina, etc.

La espectroscopía óptica involucra el estudio de la luz cuando interacciona con la materia. Se distingue por el hecho de que los datos se obtienen al detectarse la luz después de que el haz incidente ha interactuado con el material bajo la investigación.

Sin embargo, cuando la luz es absorbida por un material, se producen efectos como la conversión de luz a calor, producción de gases (fotosíntesis), etc. Este tipo de fenómenos se no se pueden estudiar con espectroscopía óptica, para estos casos se han desarrollado nuevas técnicas, en las que se estudian los efectos que producen la absorción de la luz por la materia.

Una de las técnicas que se desarrollo con este fin es la llamada espectroscopía fotocaústica. Ésta se basa en el principio de que cuando la luz modulada incide sobre el material, la interacción entre esa radiación y el material produce difusión modulada de calor, la cual se detecta por medio de ondas acústicas a través de un micrófono. De este modo, se pueden analizar directamente la absorción óptica de ese material, en ese rango del espectro electromagnético.

 

Espectroscopía fotoacústica de Celda Cerrada

Espectroscopía fotoacústica de Celda abierta